Las TermóPilas Uncategorized

Cecilia y Juan, la película de Alberto Córdoba

Cecilia y Juan, la película de Alberto Córdoba
Escrito por root

Un día Alberto Córdoba decidió que haría una película. No se trataba de una idea nueva, no. De hecho llevaba mucho tiempo analizado, estudiando con su mente de consultor todos los caminos posibles para hacer una.

Lo que Alberto descubrió aquel día es que todo lo necesario para hacer una película estaba en él mismo: no en concursos de guiones, no en mercados de coproducciones, no en fiestas llenas de actores y actrices y tampoco en las convocatorias para las subvenciones. Se dio cuenta que dependía de sí mismo para lograrlo y decidió jugarlo así. Tomó la decisión de un ganador.

Dos años después, acudimos al estreno de la película, que es también el desenlace de Su película particular. No la del chico conoce a chica y se pasean una mañana por las calles de Madrid, sino la del consultor cinéfilo que se pule sus ahorros con tal de ver en la pantalla de un cine una de sus historias.

Digo una de ellas porque Alberto es un contador compulsivo de historias. Ha escrito guiones de todos los géneros, colores y sabores, mejores y peores que Cecilia y Juan, con la única diferencia que para ésta última (y primera) cada una de sus líneas la escribió pensando en la forma más fácil de rodarse: dos actores, dos localizaciones gratuitas – Madrid y su casa- y su guión eran toda la materia prima que necesitaba. Estoy convencido de que si él mismo hubiera podido operar la cámara lo hubiera hecho sin dudarlo. De hecho en algunos momentos del rodaje, lo hizo.

Fue entonces, a partir del inicio del rodaje que Alberto comenzó a descubrir algunos detalles que lo obligarían a tomar decisiones diferentes a la de la idea original que él tenía. Por ejemplo, la Idea Original (así, con mayúsculas) contemplaba contar la historia en un estricto tiempo real, y para más inri sin corte alguno, en un sólo plano-secuencia.

Esta idea, al igual que muchas otras que complicaban la inamovilidad de esta Idea Original no fueron desechadas, sino diría yo, canjeadas entre Alberto y los miembros de su equipo, que con trabajos arduos lo convencían de virar un ápice de su Idea Original, que por supuesto siempre estaba sustentada de una cita de algún director célebre o algún ejemplo de alguna película mítica, de esas que sólo Alberto se conoce plano a plano.

Y fue en estos momentos cuando el proyecto, esa meta de hacer una película, que se convirtió en un ejercicio empírico de hacer cine, en un experimentar en carne propia lo que implica hacer una película, comenzó a convertirse en una obra de arte.

Técnicamente la película puede tener detalles más o menos discultibles, pero si se mira de cerca, podremos ver que en cada plano, en cada píxel (lo sentimos, el celuloide está en desuso), están todas las películas míticas, todos los libros de entrevistas con directores célebres, todas las tertulias de su cineclub casero, todas las críticas publicadas en su blog, y las que hasta la fecha sigue enviando a Fotogramas, todas las conversaciones con sus directores de cabecera, todos esos detalles que procesados en las tripas, en la mente y en los cojones de Alberto Córdoba, hacen que esta película, Su película, sea una obra de arte.

Tengo el honor de aparecer en los títulos de crédito como productor de Cecilia y Juan, lo cual habla de otras dos grandes virtudes de Alberto: la generosidad y la modestia. Insisto, la película está producida en el sentido más amplio de la palabra por él, y sin embargo me ha regalado el que mi nombre aparezca después del suyo en la pantalla más grande que pudo encontrar en Madrid. Me lo voy a perder por estar lejos, pero sobre todo me voy a perder el mirar al lado y ver su cara cuando aparezca su nombre en la pantalla.

Ya lo decía uno de nuestros amigos hace unos días: “Mato es nuestro Rafa Nadal particular”, y apostillo: un gran amigo, un triunfador y una artista que un día decidió que haría una película.

Roger Casas-Alatriste, Paris, Junio 2011.

(notas del “productor” escritas en la víspera del estreno de Cecilia y Juan en Madrid).


Web de Cecilia y Juan

Cecilia y Juan en Facebook

About the author

root

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.