Sin categoría

Hablando de los Hombres G

Confieso que no he escuchado el nuevo single de los Hombres G. Lo cierto es que llegué un poco tarde a su concierto del jueves pasado y me perdí el estreno de la canción. Lo de después fueron todos sus clásicos, pero he de confesar igualmente que salvo uno o dos temas tampoco es que pusiera mucha atención a los mismos, aunque me llamó la atención que casi todos tuvieran un acento bastante más jevorro de lo usual.

La culpa de mi desatención al escenario fué por que me lo pasé hablando. En modo real, cerveza en mano, con viejos amigos y recién desvirtualizados, y  en modo virtual, móvil en la otra mano y con la atención en una pantalla en la que se iban adivinando los nuevos twitts con la etiqueta @HombresG.

Pero el hecho de que no haya escuchado el single o el resto de las canciones, es lo de menos. Lo que importa es que se ha hablado de los Hombres G antes, durante y sobre todo después del evento, a propósito de lo que sea: que si se los Hombres G se liberan del yugo de su discográfica; que si el evento de los Hombres G fue un exitazo, que si los Hombres G se lanzan a lo 2.0, los social media, y tuitean; que si los HombresG tienen su tele online -que es lo que a mi personalmente me ha llamado la atención y cuyo diseño, funcionalidad y concepto son buenísimos.

Supongo que aunque llevan más de 25 años tocando, esto es el principio de algo y se seguirá hablando de los HombresG, aunque eso dificulte un poco escuchar la música.


El vídeo es de Chiara & Perdomo from Bitácoras.tv
El aplauso va para Roberto Carreras, Carlos Jean y por supuesto, los HombresG

About the author

root

3 Comments

  • Estoy a favor del 2.0, la proliferación de las comunicaciones, el aumento del conocimiento, la liberación de los canales tradicionales de distribución, etc.
    Pero….me temo que cantidad y calidad están reñidos. Vas a un concierto y el 90% del público está de espaldas, hablando, twitteando, pensando en el siguiente concierto, todo menos escuchando por lo menos con respeto si no con interés a la gente que está en el escenario. Lo que se dice paladear, despacio y con regusto, no se hace. Se bebe a rápidos sorbos, se escupe para dejar sitio para el siguiente vino, se deja la botella a medias y todo es interruptus, gatillazo y demasiado fugaz. ¿Es posible la síntesis de los avances que aplaudo con la calidad lenta que echo de menos?

  • Estoy de acuerdo que es muy jodido ir a un concierto que se quiere disfrutar y que los de al lado se lo pasen marujeando.

    Creo que esta acción de los Hombre G en particular, tuvo éxito gracias a que la gente habló y habló antes durante y después del concierto, y no creo que los conciertos que hagan de ahora en adelante cuenten con pantalla tuitera.

    Aunque también parte de lo bueno de un concierto de este tipo es la posibilidad de pasarlo bien con los amigos, bailar, desgañitarse.

    Para calidad lenta, seriedad y elegancia, el concierto de Antony & the Johnsons (También reseñado en este blog), donde hasta un aplauso adelantado incordiaba a quienes querían terminar de disfrutar hasta la última nota de un tema. Pero creo que estamos hablando de otra liga, si no es que de otro deporte.

    Saludos, y gracias por tu comentario!

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.