Las TermóPilas Sin categoría

¿Por qué regalamos habanos cuando nace un varón?

2013-09-06 17.12.14
[Post originalmente publicado en Club Pasión Habanos]

2013-09-06 17.12.14

Hace no muchos años, cuando no se podía conocer el sexo de un bebé antes de que éste naciera, el anunciar si el recién nacido era niño o niña era un acontecimiento casi tan importante como el propio alumbramiento.

Si se trataba de una niña, el padre lo anunciaba regalando a familiares y amigos chocolates. Si se trataba de un varón, se regalaban habanos.

El origen de la tradición fue el tabaco y se remonta al Potlach, una tradición de los nativos norteamericanos, que eran festines en los que el celebrante repartía entre la tribu y vecinos regalos como carne de foca o salmón y tabaco para sellar la fraternidad o el nacimiento de un primogénito con volutas de humo. Un simple intercambio de presentes por prestigio, que por supuesto aumentaba en proporción al valor de aquello que se regalaba.

Los siglos pasaron padres fueron relegados a unas salitas de espera donde mataban el rato mientras sus mujeres daban a luz en paritorios donde los hombres tenían vetado el acceso. Dichas salas de espera estaban dotadas de juegos de mesa, lecturas, televisión y por supuesto, tabaco.

Esta tradición ha menguado a golpe de ecografías, y desde los primeros meses del embarazo los padres pueden saber el sexo del feto y aprovechar a proveerse de ropitas rosas o azules

Este verano, sin embargo el príncipe William y Kate Middleton decidieron mantener la incógnita del sexo de su hijo hasta su nacimiento, para beneplácito de la prensa y cualquier medio alimentado por predicciones, apuestas y por supuesto un sin fin de conversaciones que se pueden generar a partir de dicha incógnita.

Tal vez esta costumbre antigua pueda ponerse de moda, así que, para celebrar la llegada al mundo de un varón, proponemos regalar a los amigos unos buenos Cohiba 1966 Cañonazo Especial, acompañados de este playlist de canciones para un hijo, que contiene canciones de padres dedicadas a sus hijos (316 de Van Halen, Father and Son de Cat Stevens, Simple Man de Lynrd Skynrd…) como también de hijos dedicadas a sus padres (Old Man de Neil Young o la versión de Cats in the Cradle de Ugly Kid Joe..); del nacimiento (Lightning Crashes de Live) o simple actitud hacia la vida (Three Little Birds de Bob Marley) es decir para escuchar mientras se ve como el otro crece, o para cuando uno ya a crecido.

About the author

Roger Casas-Alatriste

Roger Casas-Alatriste (Toronto, 1975). Productor de contenidos digitales es con más de 12 años de experiencia como periodista, fotógrafo, guionista, videoblogger y marketing en compañías como Columbia Tristar, SportsYA! Inc. y MobuzzTV.

En 2010 funda El Cañonazo, productora de contenidos transmedia especializada en branded content.

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.